La Suprema Corte de Justicia atrajo 2 amparos para solucionar si es constitucional una reforma de dos mil dieciséis por la que grandes empresas van a pagar veintitrés mil millones de pesos auxiliares al fisco después de revertir deducciones aplicadas en años precedentes.

La segunda sala de la Corte admitió una petición del Servicio de Administración Tributaria (SAT) para atraer amparos de la embotelladora y azucarera Organización Cultiba y de Basf de México que impugnan la obligación de “dar reversa” al beneficio de inferir las pérdidas por venta de acciones.

sat 19 junio

“Se observó que la mayoría de las controladoras que disminuyeron las pérdidas (por venta de acciones) no las incluyeron para calcular el ISR que, por virtud de la desconsolidación, debían pagar a partir de abril de 2014, interpretando inadecuadamente las disposiciones fiscales”, señaló.

En la miscelánea fiscal de dos mil dieciséis se le dio a las compañías hasta el treinta de junio de dos mil diecisiete para corregir este y otros fallos, acogiéndose a un esquema de pagos anuales.

Hasta abril pasado, veintiuno de los treinta y uno grandes consorcios que están en esta situación habían admitido el esquema y presentaron declaraciones complementarias con pagos de ISR considerablemente más copioso, sobre todo en el campo manufacturero.

Basf y Cultiba impugnaron en un inicio frente al Tribunal Federal de Justicia Administrativa, que falló en contra suya, con lo que fomentaron amparos directos ante tribunales agremiados de circuito.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Fill out this field
Fill out this field
Please enter a valid email address.
You need to agree with the terms to proceed

Menu