EL Día de Niño La corporación adquirió los billetes más costosos.

En dos mil dieciséis, el SAT efectuó el mayor gasto en 4 años para la adquisición de billetes de Six Flags, puesto que destinó la escasa cantidad de dos millones cuatrocientos mil pesos para festejar el Día del Niño. Todo iba bien hasta ahí, sin embargo se exentó de abonar el Impuesto sobre el IVA (Impuesto al Valor Agregado).

sat 13 julio

Conforme con la nota del portal La Silla Rota, los billetes se entregaron a los trabajadores de base con hijos menores de quince años, como una parte de las prestaciones establecidas por condiciones generales de trabajo o bien contratos colectivos de trabajo.

 Dicho acto es completamente legal, en tanto que el artículo ochenta y cinco fracción II del Sindicato Nacional de Trabajadores de Hacienda y del Servicio de Administración Tributaria da beneficios sociales y culturales, como que el Día del Niño los trabajadores con hijos menores de 15 años reciban billetes de ingreso al centro de diversiones.

La verdad es que la adquisición de billetes aumentó sensiblemente, puesto que de 1 millón cuatrocientos mil pesos que se gastó la corporación en dos mil trece, para el dos mil dieciséis aumentó a dos millones cuatrocientos mil pesos; esto se debió al incremento del costo de los accesos; de doscientos cinco pesos por entrada en dos mil trece aumentó a trescientos cinco en dos mil dieciséis (siempre y en todo momento con el descuento de cuarenta y cinco por ciento).

 Pese a que al SAT se le aplicó un descuento de cuarenta y cinco por ciento por cada billete, se pagaron los más costosos, equiparados con otras instituciones que adquirieron billetes en exactamente las mismas datas como Estudios Churubusco Azteca o bien Banjercito (Banco Nacional del Ejército, Armada y Fuerza Aérea).

Al día de hoy los billetes de admisión general cuestan seiscientos diecinueve pesos, es por ello que con los descuentos de cuarenta y cinco por ciento que se le hace al SAT, pagaría trescientos cuarenta pesos por cada pase. Si suponemos que la cantidad proseguiría medrando a ocho mil ciento sesenta billetes este año (al apreciar una proporción de doscientos sesenta billetes al año) la cantidad aumentaría a dos millones setecientos setenta y cuatro mil cuatrocientos pesos.

El SAT no pagó el Impuesto sobre el Valor Añadido por los billetes, puesto que como lo afirma el artículo quince de fracción XIII de la Ley del Impuesto al Valor Agregado, las entradas de espectáculos públicos, salvo los de teatro y circo, van a tener exención de tal impuesto.

Cada billete lleva impreso el nombre del SAT, el número de orden y de serie del acuerdo, como las leyendas “prohibida su reventa” y “boleto no negociable”.

Todo esto solo nos deja pensando en ¿cuánto habrá gastado el SAT este año en dicho festejo?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Fill out this field
Fill out this field
Please enter a valid email address.
You need to agree with the terms to proceed

Menu