Con la nueva factura del SAT, los impositores deben ser cautelosos al hacer válidas las deducciones, puesto que va a ser preciso contar con comprobantes que contengan una descripción muy detallada de los servicios prestados.

El sufrimiento de ciertos impositores con la nueva factura del SAT (la versión electrónica tres punto tres), puede acrecentar si no efectúa una descripción conveniente de los servicios que pretenda inferir.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación estableció que, el comprobante fiscal debe contener una descripción clara del servicio prestado o bien el empleo o bien goce que protejan, a fin de que este sea deducible.

Con lo que si el impositor no quiere que el fisco ejercite sus facultades de comprobación para contrastar las deducciones, habrá de ser cuidadosísimo con el llenado de la factura tres punto tres.

Lo precedente, en un escenario en el que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) publicó múltiples catálogos que incluyen cincuenta y tres mil recursos y servicios a fin de que el impositor los identifique con una clave en la factura.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Fill out this field
Fill out this field
Please enter a valid email address.
You need to agree with the terms to proceed

Menu