Desde mayo, los Diputados disfrutan de mayores comodidades para justificar frente al Servicio de Administración Tributaria (SAT) los primordiales apoyos económicos que reciben, por un importe promedio de ciento veinte mil pesos, y que son auxiliares a su dieta de setenta y tres mil setecientos treinta y nueve pesos mensuales.

A través de un pacto de la Junta de Coordinación Política, en el mes de mayo entraron en acción lineamientos para la comprobación de recursos públicos en gastos de administración, transporte y actividades legislativas.

sat 3 mayo

Semejantes lineamientos protegen veintiocho posibles formas de justificación e inclusive se deja que un cinco por ciento quede libre de comprobación si se entregó dinero en efectivo para “apoyos” a la ciudadanía, con la presentación de un recibo.

Mes tras mes, los Diputados reciben setenta y cuatro mil quinientos cincuenta y dos pesos de apoyos, de los que cuarenta y cinco mil setecientos ochenta y seis son por Asistencia Legislativa y veintiocho mil setecientos setenta y dos pesos por Atención Ciudadana, montos que desde hace más de diez años debían destinarse al pago de personal y rentas de oficinas en los distritos.

Ahora, el pacto de la Junta deja justificar los apoyos económicos a los miembros del Congreso de los Diputados que no tienen oficinas de administración.

Por poner un ejemplo, aparte del pago de sueldos al personal en las oficinas de los distritos, con los cuarenta y cinco mil setecientos ochenta y seis pesos de Asistencia Legislativa se dejan revisar consultorías, proyectos de investigación, libros y material educativo, y copias de documentos.

Asimismo se pueden abonar por igual “estancias y traslados”, capacitaciones, servicios de cafetería y repuestos de oficina.

Los veintiocho mil setecientos setenta y dos pesos de Asistencia Legislativa, que han sido concedidos para abonar las rentas de inmuebles y servicios como electricidad y teléfono, se pueden justificar ahora con foros de discusión, talleres, seminarios, conferencias y exposiciones, fotocopiado y también impresiones, y servicios de comestibles.

Asimismo se va a poder abonar y justificar gastos por renta de equipo, moblaje y servicios complementarios para eventos; gasolina, lubricantes; útiles de oficina y libros;  alojamiento y transporte.

Los apoyos de transporte, que cambian entre los miembros del Congreso de los Diputados, amplían su comprobación a billetes de autobús, gasolina y lubrificantes, taxis y hasta el hotel donde duerman los miembros del Congreso en su estancia en la Urbe de México.

Si bien los legisladores ya cuentan con una tarjeta IAVE para no abonar cuotas en las autopistas del país, asimismo se les deja justificar peajes.

La renta de vehículos asimismo está incluida en el término de comprobación, y hasta el mantenimiento y reparación de automóviles que utilice el legislador para sus actividades.

En el mes de diciembre del año pasado, el SAT advirtió a la Cámara que desde el dos mil diecisiete los miembros del Congreso debían revisar ingresos auxiliares a su dieta, puesto que en caso contrario se deberían estimar en la declaración anual del ISR.
Los gastos que efectúen los legisladores deberán estar amparados con un Comprobante Fiscal Digital por Internet (CFDI), expedido en favor de la Cámara de Miembros del Congreso de los Diputados, detalló el SAT desde diciembre.

Si bien desde enero los Diputados debieron comenzar la comprobación, es hasta mayo que hay lineamientos para dar los comprobantes fiscales frente a la Dirección General de Finanzas de la Cámara baja.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Fill out this field
Fill out this field
Please enter a valid email address.
You need to agree with the terms to proceed

Menu