Un local dedicado en venta de comida fue clausurado por el Servicio de Administración Tributaria (SAT) por no enviar comprobantes fiscales, procediendo a poner los sellos como ordena la normatividad en los establecimientos que se niegan a producir las facturas electrónicas pedidas por los clientes del servicio.

Tras haber sido supervisado el negocio por personal del SAT se pudo revisar que de hecho el comercio no cumplió con los requerimientos de Hacienda Federal y así fue clausurado de forma temporal en tanto que en el caso de reincidir podría darse otro género de sanción más severa.

Cabe hacer mención que las nuevas disposiciones de la autoridad fiscal son clarísimas en lo que se refiere al incumplimiento de ellas con lo que ahora todos deben observar de forma rigurosa que se cumplan para eludir inconvenientes con el fisco.

Además, en la urbe de Orizaba fue clausurado el establecimiento con giro de comercio al por menor en minisúper “Modelorama” que suprimió las reglas establecidas en materia de expedición de facturas.

Los establecimientos con giro de: Comercio al por menor en minisúper y preparación de comestibles frescos para consumo inmediato, situado en la Urbe de Orizaba y Córdoba.

Las clausuras precautorias, englobarán 3 días, en razón de que la autoridad fiscal, verificó que los establecimientos clausurados, infringió con la obligación de enviar comprobantes fiscales de conformidad con las disposiciones fiscales y a lo largo del procedimiento no deformo la infracción.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Fill out this field
Fill out this field
Please enter a valid email address.
You need to agree with the terms to proceed

Menu