La fortaleza del euro en el mercado de divisas eleva entre un quince por ciento y un cincuenta y cinco por ciento el poder adquisitivo de los españoles que viajen al extranjero en Semana Santa, en comparación con año pasado, dependiendo del destino escogido para pasar las vacaciones.

Desde la Semana Santa del año pasado, que se festejó entre el nueve y el dieciséis de abril, el euro se ha apreciado de manera notable con respecto a las divisas de ciertos destinos preferidos de los españoles fuera de Europa, lo que hace a estos lugares todavía más atractivos para viajar.

En el mes de abril de dos mil diecisiete, el euro rondaba los uno coma cero seis dólares estadounidenses (primordial referencia de la divisa europea), en frente de los uno coma veinticuatro dólares americanos a los que se cambia en el tercer mes del año de dos mil dieciocho, mes en el que se festejará la Semana Santa, lo que supone una revalorización de prácticamente el diecisiete por ciento.

Esta devaluación del dólar fue provocada por las turbulencias políticas que envolvieron el primer año en el poder del presidente estadounidense, Donald Trump, y la paulatina minoración de los estímulos monetarios a los dos lados del Atlántico, explica la compañía de intercambio de divisas y pagos internacionales Ebury.

Esta situación transforma a U.S.A. en uno de los destinos que más se han abaratado en comparación con la Semana Santa de dos mil diecisiete y, al lado de ese país, la baja cotización del dólar favorece asimismo a los que viajen a otros países como Ecuador o bien El Salvador, que adoptaron el empleo de la moneda de Norteamérica.

Además, abarata el costo de otros destinos como Cuba, donde el peso convertible (CUC) -moneda usada generalmente por los turistas en el país caribeño- se calcula en igualdad al “billete verde”.

Argentina y Rusia representan la mejor opción para viajar, dependiendo de la cotización de sus monedas en su cruce con el euro, puesto que en el país del Cono Sur, la moneda común se cambia a unos veinticinco coma dos pesos argentinos, en frente de los dieciséis coma cuatro de hace once meses, un cincuenta y cuatro por ciento menos.

La estancia en países como la India o bien Brasil asimismo resultará más económica para los españoles y el resto de europeos pues la rupia ha perdido en exactamente el mismo lapso de tiempo un diecisiete por ciento de su valor, y el real lo ha hecho un dieciséis coma seis por ciento.

De igual modo sucede con las monedas de México y Colombia, con retrocesos en comparación con euro del diecisiete por ciento y el dieciséis por ciento, respectivamente, en la medida en que el dólar neozelandés se ha desvalorizado un doce por ciento y el yen nipón un once por ciento.

En cambio, en el R. Unido todavía sale más cara la estancia que en suelo europeo, si bien con respecto a la Semana Santa del pasado año, la libra cayó prácticamente un cinco por ciento en su cambio con la divisa europea, hasta quedar en 0,89 libras por cada euro, en frente de las 0,85 de abril.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Fill out this field
Fill out this field
Please enter a valid email address.
You need to agree with the terms to proceed

Menu